¿Qué es y cómo evitar que se sature el DPF de mi auto?

¿Qué es el filtro de partículas?

También conocido como FAP o DPF- es un dispositivo ubicado en el tubo de escape que se encarga de retener todas las partículas sólidas generadas por los motores diésel. Una vez que el filtro está “lleno” o saturado de esas partículas, él mismo se encarga de incinerarlas, reduciendo así el nivel de emisiones contaminantes. Este proceso se conoce como regeneración.

Los DPF son cada vez más comunes en los vehículos que transitan hoy en día, debido a los últimos cambios en las regulaciones de emisiones de gases. Al entrar en vigencia las normas Euro V, los filtros de partículas, en los tubos de escape de automóviles diésel son ahora tan comunes como los convertidores catalíticos de los automóviles de gasolina.

Existe gran evidencia, que los sistemas actuales de regeneración que incluyen los vehículos no son capaces de realizar su función. En Europa, son cada vez más y más las llamadas de los conductores, con respecto a la luz “DPF” encendida en el tablero del vehículo que indica una obstrucción del filtro, sin saber lo que es o lo que debe hacer al respecto.

¿Cómo Funcionan?

Al igual que cualquier filtro, filtra o atrapa las partículas, en este caso, las partículas de hollín nocivas producidas en el sistema de escape de un vehículo diésel, y estas deben ser eliminadas regularmente para mantener el performance del vehículo, para así evitar la saturación del DPF

El DPF necesita ser limpiado de forma continua, a través de un proceso llamado regeneración, ya sea regeneración activa, pasiva o forzada, el hollín acumulado se quema a alta temperatura (alrededor de 600 ºC) para dejar sólo un residuo de ceniza, realizando una efectiva regeneración del filtro (DPF), listo para seguir cumpliendo con su función de atrapar la contaminación del motor.

¿Por qué mi DPF se bloquea?

Cada tipo de vehículo y la combinación del motor pueden tener diferentes razones de por qué los bloques de filtros. la tasa de partículas generadas por el motor, la calidad del combustible, la calidad del aceite, el estilo de conducción, incluso la ubicación de la DPF en el sistema de escape puede contribuir a que el filtro bloquea o no se regenere totalmente.

En general, los problemas se producen en vehículos que conducen dentro de la ciudad o en bajas revoluciones (por ejemplo, al interior de una mina), donde el proceso de regeneración no logra ser completo. Una luz de advertencia o un mensaje que indica que el DPF está saturado se iluminará en el tablero. Si continúa conduciendo de la misma manera, el hollín acumulado aumentará hasta que otros se encienden las luces de advertencia y el vehículo se pondrá en modo “precaución”, donde la velocidad de se restringirá, lo que se conoce habitualmente como “despotencia”.

Podemos ver también otras evidencias de fallas de regeneración del sistema de DPF, incluso en vehículos usados principalmente en autopistas. Los autos con caja de 6 velocidades no logran generar la temperatura necesaria para el sistema de escape para la regeneración del sistema DPF. Se ha demostrado incluso que en ocasiones es mejor, conducir en marchas bajas con mayor potencia para lograr quemar el hollín.

Esta etapa de alerta conlleva urgentemente una visita al mecánico para llevar a cabo una regeneración forzada en el filtro, donde los filtros que no puedan ser regenerados deberán ser reemplazados, ¡con un costo de $ 1.000.000 o más!

¿Como prevenir un bloqueo de DPF?

Existen varias formas, complementarias entre sí, por lo que solo te contaremos las más populares, como tips a tener en consideración a la hora de evitar el bloque del DPF.

1. UTILIZAR LUBRICANTE CON TECNOLOGÍA “LOW SAPS” Si no se utiliza el aceite correcto, especificado para su motor puede aumentar considerablemente la acumulación de hollín en el DPF. (MANNOL® ENERGY PREMIUM 5W30, MANNOL® OEM PSA GROUP 5W30, etc.)

2. USAR COMBUSTIBLE 100% BIO DIÉSEL El uso de estos combustibles Bio también puede contribuir a la acumulación de hollín adicional de carga en el DPF, como el Bio Diésel no puede quemar "limpiar" (produce más partículas) a diferencia de un combustible diésel regular.

3. CONDUCCIÓN EN CIUDAD No todos usamos nuestros vehículos de la misma manera, si sólo utilizamos nuestro vehículo solo por la ciudad, podríamos experimentar una acumulación más rápida de hollín en el sistema DPF, ya que el proceso de regeneración no puede ser terminado en un ciclo corto de conducción en la ciudad o alrededor de ella.

4. TEMPERATURA La regeneración del sistema DPF, depende de la temperatura para llevar a cabo el proceso, en torno a 600 ºC, por lo que una gran cantidad de viajes cortos, conducción a baja velocidad, no proporcionará al sistema de escape una temperatura suficientemente alta como para iniciar o completar una regeneración del sistema DPF, por lo que el filtro puede bloquearse con mayor rapidez.

5. VEHÍCULOS CON ALTO KILOMETRAJE Los vehículos con sistemas DPF con mucho kilometraje, comenzara a ser cada vez más difícil que la regeneración del sistema DPF sea realizado en forma completa. Al igual que cualquier parte del vehículo, que se desgasta o cumple su vida útil y que ya no se puede reparar.

6. USAR MANNOL® DPF CLEANER. Y así facilitarás el trabajo a tu vehículo para regenerar el DPF.

¿La advertencia DPF está encendida?

Siga el manual del fabricante del vehículo sobre el procedimiento para desbloquear el DPF. Debería ser posible iniciar una regeneración completa y despejar el testigo simplemente conducir por 20 minutos más o menos a velocidades superiores a 60 km por hora.

En este punto para garantizar un completo proceso de regeneración, se recomienda como primera medida añadir una dosis única de MANNOL® DPF CLEANER a razón de 1:1000 ml en el estanque de combustible, por ejemplo: 60ml de MANNOL® DPF CLEANER para 60 litros de combustible al llenar un estanque, luego conducir el coche en forma normal. Esto debería eliminar la luz de aviso dentro de los primeros 100 kilómetros, dependiendo del nivel de saturación del sistema DPF. Añadir una segunda dosis en la próxima recarga de combustible si es necesario.

Si uno NO hace caso a la luz encendida en el tablero y mantiene en el tiempo la manera lenta de conducir, ósea manteniendo un patrón de partir/ parar, el hollín se seguirá acumulando hasta alrededor del 75% de la capacidad del filtro, entonces usted puede esperar que se iluminen otras advertencias en el tablero. En este punto de saturación del sistema de DPF, con solo conducir a una alta velocidad, no podrá lograr una regeneración del sistema por sí solo y tendrá que llevar el vehículo a un distribuidor autorizado para su evaluación y, posiblemente, una regeneración forzada, donde deberá utilizar el  MANNOL® KIT DPF REGENERATOR.

Si una vez realizado todas las fases de regeneración que han sido desarrolladas por MANNOL®, y aun no tiene éxito, o el aviso se mantiene en forma reiterada, lo más recomendable será visitar a un especialista en Sistema de DPF, donde puedan llevar a cabo una prueba para chequear que tan bloqueado está el sistema de DPF y testear en el siguiente orden:

1. Si los sensores de presión están funcionando correctamente.

2. Retire el filtro de su coche y reemplazar por otro filtro

3. Obtenga el filtro y realice limpieza por ultrasonido o utilizando el MANNOL® KIT DPF REGENERATOR (en talleres capacitados para esto)

4. Reemplace el filtro con un nuevo filtro DPF

Para ahorrarte unos buenos pesos, más vale prevenir que curar, por lo que en PROTECK te recomendamos encarecidamente que utilices el MANNOL®DPF Cleaner.

¿Como funciona MANNOL® DPF Cleaner?

En primer lugar, funciona como un catalizador para adherir las partículas de hollín durante la combustión, reduciendo la temperatura a la que pueden ser quemadas las partículas.

En segundo lugar, el aditivo también aumenta la temperatura del combustible en su combustión, a su vez, aumenta la temperatura del sistema de escape, aumentando la temperatura dentro de la trampa del hollín, logrando efectivamente la quema el hollín y así logra la regeneración del filtro. Debido a la combinación de aditivos única contenido en MANNOL® DPF Cleaner, el hollín se quema a menor temperatura por lo que causará una regeneración efectiva, y elimina el fallo debido a un calor excesivo durante la regeneración.

MANNOL® DPF Cleaner está diseñado para ser utilizado en forma preventiva, el cual puede ser utilizado de 2 maneras, dependiendo del sistema que tenga cada vehículo:

PRIMERO. Para los vehículos que traen incorporado el sistema de dosificación, por lo tanto, traen un estanque exclusivo para el contenido del producto, para este caso, se debe adicionar directamente a este estanque.

SEGUNDO. Para vehículos que no tienen un sistema incorporado de dosificación, nuestro producto debe ser aplicado en forma directa al estanque de combustible, realizando una mezcla de 1:1000 ml cada vez que se llene el estanque de combustible.

Para ambos casos la regeneración del filtro se realizará plenamente con todos los tipos de DPF, en todas las condiciones de conducción. (Dependiendo de la carga de hollín, condición del filtro y edad del vehículo)

En primer lugar, disminuirá la temperatura necesaria para quemar el hollín, y, aumentará la temperatura del combustible en su combustión.

A su vez, el aumento de las temperaturas de escape, la quemara cualquier exceso de hollín en la trampa de filtro, ayudando el sistema de regeneración de cada vehículo.

A medida que los vehículos aumentan sus años y kilómetros recorridos comenzarán a demostrar que la regeneración del filtro será cada vez más difícil, por lo que la ayuda adicional MANNOL® DPF Cleaner asegurará una mayor vida útil del filtro de partículas

Publicado el 25/11/2017 por Javier Merino Capurro